09/08/2022

CNR Noticias

La Otra Agenda

Asesinan a un jugador de las inferiores de Central y a otras dos personas en tres balaceras

Compartir

Los tres ataque ocurrieron en un lapso de sólo cuatro horas en diferentes zonas de Rosario.

 

Un jugador de fútbol de las inferiores de Rosario Central, de 13 años, fue asesinado a tiros en Rosario en una de las tres balaceras cometidas en un lapso de cuatro horas entre anoche y esta madrugada en distintos barrios de esa ciudad, en las que hubo otras dos víctimas de homicidio y cuatro heridos, informaron fuentes judiciales y policiales.

Lucas Giovani Vega Caballero (13) fue atacado a tiros el lunes cerca de las 23, en las calles Génova y González del Solar, del barrio Fisherton, en la zona oeste de Rosario, cuando personas a bordo de un auto blanco pasaron y dispararon contra un grupo de cuatro adolescentes de entre 13 y 15 años, detallaron las fuentes.

Tras el ataque, personal del servicio público de emergencias SIES trasladó a los heridos a distintos centros asistenciales, entre ellos al futbolista de las inferiores de Rosario Central, quien murió en el hospital Alberdi debido a las graves lesiones de arma de fuego que presentaba en distintas partes de su cuerpo, añadieron los voceros.

También quedó herido a raíz del ataque un hermano del fallecido, de 15 años, quien sufrió un impacto de bala en la pierna izquierda, agregaron los voceros.

“El Club Atlético Rosario Central lamenta profundamente el fallecimiento de Lucas Vega, a sus 13 años, quien fuera jugador de nuestras divisiones infantiles”, publicó el club en sus redes sociales.

“Enviamos nuestro pésame a la familia en este difícil momento, nos sumamos al pedido de justicia y exigimos el esclarecimiento de la muerte de Lucas”, agrega el comunicado oficial de la Institución deportiva rosarina.

En tanto, los otros dos adolescentes de 15 años heridos en el mismo ataque recibieron disparos, uno en la zona de la ingle y tobillo, y el otro en la pierna izquierda, por lo que este mediodía permanecían internados, aunque estables y fuera de peligro, añadieron los voceros consultados.

Una hora antes, en otro ataque a tiros en la calle Ayacucho al 4100, del barrio La Tablada, ubicado en la zona sur de Rosario, fue asesinada de múltiples disparos una mujer identificada como Gabriela Melina Gallo (34), mientras que su hijo de 16 resultó herido de gravedad.

Efectivos de la policía rosarina y de Gendarmería Nacional llegaron al lugar alertados por un llamado al 911 y encontraron a la mujer tendida en la calle ya fallecida a raíz de los impactos de bala recibidos.

En tanto su hijo, de 16 años, presentaba múltiples heridas de arma de fuego en el cráneo, el tórax y la mano izquierda, por lo que fue trasladado al hospital de Emergencias, donde permanecía internado en la Unidad de Terapia Intensiva en estado grave, añadieron los voceros.

De la escena del hecho los peritos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) secuestraron múltiples vainas servidas, al tiempo que dispusieron el traslado del cuerpo de la mujer al Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de la policía para la autopsia de rigor.

El tercer crimen cometido en el lapso de cuatro horas ocurrió alrededor de las 0.30 de esta madrugada en la avenida Francia y la calle Lácar, de la zona sudoeste de Rosario.

Allí fue encontrado herido a balazos Emanuel Gastón Frutos (31), quien fue trasladado a un centro asistencial donde una hora más tarde murió, añadieron los voceros.

Los tres asesinatos son investigados por la fiscal de homicidios dolosos de turno en Rosario, Gisela Paolicelli, quien ordenó varias medidas que apuntan a determinar la mecánica de los hechos e identificar a los atacantes.

Con los crímenes de Gallo, Vega Caballero y Frutos ascienden a 168 los homicidios registrados en lo que va del año en el Departamento Rosario.