01/12/2021

CNR Noticias

La Otra Agenda

Condena de 4 años para mujer policía que integraba una banda dedicada a las “entraderas” en Santa Fe

Compartir

Fue a través de un juicio abreviado y cumplirá prisión domiciliaria.

 

Una oficial de la policía de Santa Fe fue sentenciada a cuatro años de prisión acusada de integrar una banda que cometía robos con la modalidad entradera junto a otras cuatro personas que ya habían recibido condena, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Fabiana Nerina Dupraz, de 39 años, quien fue condenada a cuatro años de cárcel por la jueza Sandra Valenti en un juicio abreviado que también incluyó la restitución a las víctimas de 500 mil pesos y una motocicleta marca Motomel B110 por parte de otro policía acusado.

Las fiscales Mariela Jiménez y María Laura Urquiza, que representaron en el juicio al Ministerio Público de la Acusación, informaron que “Dupraz participó en uno de los ilícitos perpetrados por la organización criminal” y subrayaron que “reconoció su responsabilidad penal por haber integrado la banda y por el hecho que cometió”.

La pena impuesta por la jueza Valenti es de cumplimiento efectivo bajo modalidad domiciliaria debido a que Dupraz tiene a su cuidado dos hijos menores de edad.

La banda “estaba integrada por la mujer policía y por otras cuatro personas que ya fueron condenadas”, apuntaron las fiscales, que precisaron que la organización “cometió al menos tres entraderas” entre febrero y octubre de 2019.

Los hechos investigados fueron dos robos bajo la modalidad entradera en viviendas particulares, aunque uno de ellos quedó en el grado de tentativa cuando fue convocada la policía, y el restante se concretó en una distribuidora.

En la investigación se comprobó que una de las víctimas tuvo como víctima a una mujer que mantenía una relación de amistad con Dupraz.

La mujer policía fue condenada como miembro de una asociación ilícita y como coautora de robo calificado, por haber sido cometido en poblado y en banda, por el uso de un arma de fuego cuya aptitud para el disparo no pudo ser acreditada y por tratarse de un miembro de las fuerzas de seguridad.

Los otros condenados fueron el también policía Walter Peralta, quien debió pagar 500 mil pesos como reparación a diferentes víctimas, y los civiles Felipe Chaparro, Lucas Chaparro y Néstor Grandoli.