09/08/2022

CNR Noticias

La Otra Agenda

Delincuente secuestró a una persona en su propia casa y la transformó en búnker de drogas

Compartir

El joven de 19 años fue detenido tras mantener cautivo bajo amenaza a su víctima más de cinco meses.

 

Un joven de 19 años fue detenido en Rosario tras mantener cautivo bajo amenaza de muerte durante 5 meses a un hombre de 55 años en su propia vivienda, que habría utilizado “para fraccionar y vender estupefacientes”, informaron hoy fuentes policiales.

El dueño del inmueble había querido alquilarle una habitación al joven arrestado, quien finalmente lo secuestró en su propio departamento y montó en el lugar un “búnker” de venta de drogas.

“La víctima estuvo privada de su libertad entre cinco y seis meses bajo amenazas de muerte hacía su persona y hacia su hermano, y le habían sustraído su celular para que estuviera incomunicado”, dijo un vocero del caso.

El hecho fue denunciado por el hermano de la víctima, quien ante la incredulidad de la Policía cuando alertó sobre esa situación, acompañó a los efectivos de la Agencia de Investigación Criminal hasta el domicilio.

En el lugar, un departamento de un complejo Fonavi ubicado en Brandaza al 2800, a pocas cuadras del Parque de la Independencia, los efectivos detuvieron ayer al joven y secuestraron un arma, municiones, una moto robada, 6,5 kilos de marihuana y 345 gramos de cocaína, precisaron los informantes.

Según las fuentes, el caso “es poco frecuente” porque lo que es más habitual en el mundo narcocriminal es “desalojar” por la fuerza a moradores de viviendas para utilizarlas luego como puntos de venta de drogas.

En cambio, en esta oportunidad el detenido se quedó con el uso del departamento mientras mantenía secuestrado al propietario, bajo amenaza de muerte y golpes.

Ante la denuncia del hermano de la víctima, que según la investigación también había sido amenazado por el joven, la Policía montó un “operativo cerrojo” en la zona, dijeron fuentes de la fuerza de seguridad.

El hermano del hombre secuestrado abrió la puerta de ingreso al departamento, de la que tenía llave, y llamó a su hermano, quien se acercó hasta una reja.

Voceros del caso explicaron que los policías vieron a una persona en una de las habitaciones y le dieron la voz de alto, tras lo cual fue arrestado.

“Cuando los agentes le consultaron si poseía armas de fuego, él mismo les manifestó que sí”, añadió una fuente.

Al ingresar al departamento secuestraron una pistola calibre 9 milímetros, un cargador, varias municiones y droga fraccionada en panes.

También había en el lugar una balanza de precisión, dinero en efectivo, siete teléfonos celulares y una motocicleta 110cc marca Keller con pedido de captura por robo, detallaron las fuentes.

El joven de 19 años, identificado por las siglas de su nombre como A.D.O., fue arrestado y quedó a disposición del fiscal Matías Ocariz, quien lleva adelante la investigación por privación ilegítima de la libertad, tenencia ilegal de arma, lesiones y amenazas coactivas.