09/08/2022

CNR Noticias

La Otra Agenda

Tres asesinatos en seis horas y media sacudieron la ciudad de Rosario

Compartir

Durante el primer semestre de el corriente año se registraron 427 casos de personas con heridas de arma de fuego en la ciudad, más de dos por día, según el último informe del Observatorio de Seguridad Pública de la provincia de Santa Fe.

 

Dos jóvenes de 18 y 25 años, y una chica de 22 fueron asesinados a balazos en distintos ataques cometidos presuntamente por sicarios en un lapso de seis horas y media, en la ciudad de Rosario, lo que elevó a 158 la cifra de homicidios en el departamento homónimo en lo que va del año.

Los últimos tres asesinatos cometidos entre este martes por la noche y la madrugada de este miércoles se sumaron al crimen de Claudia Deldebbio y las heridas sufridas por su hija, la profesora de danzas Virginia Ferreyra, quienes fueron baleadas el domingo en una parada de colectivo al quedar en medio de un tiroteo del que eran totalmente ajenas.

Ese caso, que también involucró a un adolescente de 16 años que sufrió una herida leve, motorizó protestas en reclamo de mayo seguridad, tanto en el barrio donde ocurrió el hecho como frente al municipio local, donde familiares de víctimas montaron un acampe.

El primero de los últimos tres homicidios tuvo como víctima a una joven de 22 años que fue asesinada a balazos ante la presencia de su hijo de 5, cuando desde una moto personas atacaron a tiros el frente de un kiosco.

El hecho se registró este martes, alrededor de las 19, en la vereda de un kiosco situado sobre la calle Ottone 1300 (bis) y Génova, del barrio Empalme Graneros, en el noroeste rosarino.

Hasta allí había llegado una joven, identificada como Brisa Maitén Brest (22), junto a su pareja de la misma edad y el hijo de ambos de 5 años para realizar una compra.

Según el testimonio de la pareja de la víctima, identificado como Darío R., él entró al comercio, mientras que Brisa y su hijo lo esperaron afuera.

En esas circunstancias, pasaron hombres no identificados a bordo de una moto y abrieron fuego al paso, tras lo cual escaparon.

Al escuchar las detonaciones, el joven salió y encontró a su pareja tirada en la vereda herida, mientras que el su hijo estaba ileso.

Médicos del servicio de emergencias público trasladaron a la herida primero al hospital zonal Alberdi, dónde los médicos constataron que presentaba una lesión de arma de fuego en el abdomen.

Debido a la gravedad del cuadro, la mujer fue derivada al hospital de Emergencias de mayor complejidad, donde murió alrededor de las 21, añadieron los informantes.

La Fiscalía a cargo del caso también investiga otra versión brindada por vecinos de la zona, la cual apunta a que la chica fue herida a unas cuadras del kiosco y que estaría ligada a actividades ilícitas.

Mientras que este miércoles, alrededor de las 1.15, un chico de 18 identificado como Bruno David Barrios años fue asesinado a balazos en calle Paraguay al 3100, en el sur de Rosario y cerca de su domicilio.

De acuerdo a las primeras averiguaciones, el adolescente habría sido interceptado por un hombre que le apuntó a la cabeza y le disparó, sin que mediara discusión, en un ataque tipo sicario.

El servicio de emergencias acudió al lugar y constató la muerte en el acto del muchacho como consecuencia de una herida de arma de fuego en el cráneo.

Por su parte, la madre de la víctima contó a la Policía que Bruno había salido para encontrarse con una chica al momento de ser baleado a pocas cuadras de su casa.

Mientras que el tercer crimen de la seguidilla se registró cerca de la 1.30 de este miércoles, en un pasillo situado sobre la calle Ceibo al 1400, del barrio Las Flores, también ubicado en la zona sur de Rosario.

En ese lugar se encontraba un joven identificado como Nicolás David Insaurralde (25), quien fue interceptado por dos hombres que se movilizaban en una moto y que dispararon unas 35 veces en su contra y huyeron.

Insaurralde murió en el acto como consecuencia de múltiples heridas de arma de fuego que impactaron en distintas partes de su cuerpo, el cual fue trasladado al Instituto Médico Legal de la Unidad Regional II de Rosario para la autopsia de rigor.

De la escena del crimen efectivos de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) secuestraron 35 vainas servidas calibre 9 milímetros, siete plomos y un celular que presuntamente era de la víctima, añadieron los voceros.

Según los datos del Observatorio de Seguridad Pública santafesino, el 91,8% de los 427 casos de heridos de arma de fuego registrado en el Departamento de Rosario fueron por ataques armados cometidos en esa ciudad del sur provincial.