04/07/2022

CNR Noticias

La Otra Agenda

Cadena perpetua para femicida de su expareja tras el testimonio de una niña de 10 años

Compartir

La víctima fue Noelia García y el crimen fue cometido en Rosario durante el año 2018.

Un Tribunal de Rosario condenó a prisión perpetua a un hombre por el femicidio de su expareja, Noelia García, a quién mató en 2018 ahorcándola y luego intentó simular un suicidio, versión que fue derribada gracias al testimonio de la hija de 10 años de la víctima que presenció el hecho, informaron hoy fuentes judiciales.

El Tribunal, integrado por los jueces José Luis Suárez, Hebe Marcogliese y Trinidad Chiabrera halló responsable a Gerardo Nievas (32) por el delito de “homicidio doblemente calificado por el vínculo y por mediar violencia de género”.

El veredicto fue dado a conocer en la tarde de ayer al término del juicio oral al que fue sometido Nievas por asesinar en 2018 a quien era su esposa y madre de sus tres hijos, García (29).

La misma pena que la impuesta a Nievas fue la solicitada por el fiscal del caso, Gastón Ávila, en la apertura del debate el 31 de mayo pasado.

Tras el fallo, el fiscal destacó en una conferencia de prensa que la clave para establecer que se había tratado de un femicidio y no de un suicidio fue el testimonio brindado en Cámara Gesell por una de las hijas de la víctima, de entonces 10 años, “que vio cuando el hombre asesinó a su madre”.

Ávila relató “que en la madrugada del 23 de octubre de 2018, Nievas mató a García porque ella quería llevarse a los tres hijos que tenían en común a Buenos Aires”.

“En ese contexto, el condenado montó una escena que quiso hacer lucir como un suicidio, pero además del testimonio de la hija menor, de médicos, de familiares y otras pericias, como los análisis de ADN, pudimos derribar ese relato y probar que en realidad se había tratado de un femicidio”, señaló el fiscal.

Añadió que además, mediante las pericias del teléfono de la víctima se pudo demostrar de manera contundente que había sido un femicidio y que tenía antecedentes de violencia de género en esa pareja.

Sobre el motivo del crimen, el fiscal consignó la mujer “quería volver a Buenos Aires y llevarse a sus hijos con ella, situación que no fue aceptada por el agresor, que decidió darle muerte y asimismo tratar de solapar esa situación de disimular con un aparente suicidio”.

“Tras una larga investigación, por las particularidades del caso, pudimos llegamos a la etapa del debate y lograr la condena del imputado a la pena de prisión perpetua”, señaló el fiscal.

Según lo ventilado a lo largo del debate que se inició en el Centro de Justicia Penal de Rosario el 31 de mayo pasado y que finalizó ayer con la lectura del veredicto, ese día, cerca de las 4.45 de la madrugada, en una vivienda ubicada sobre la calle Juan B.Justo al 5.800, de Rosario, el hombre ahorcó a quien era su exesposa y madre de sus tres hijos que en ese entonces tenían 5, 6 y 8 años.

Mientras la ahorcaba con un cable, le colocó una almohada sobre el rostro para que no pudiera gritar y así le produjo la muerte, acción que fue presenciada por la hija de la mujer, que se levantó al escuchar los gritos de su madre y le dijo a Nievas que la soltara, a lo que éste le respondió que la estaba “ayudando a respirar”.