29/09/2022

CNR Noticias

La Otra Agenda

Juicio abreviado y condena de 17 años para el sicario “milanesa”

Compartir

A la pena se le sumó una sentencia anterior de 3 años condicional.

 

Un joven apodado “milanesa” fue condenado a 17 años de prisión hoy en la ciudad de Rosario acusado de ser un sicario que cometió un homicidio y tres tentativas de asesinatos, en una de las cuales baleó a una niña de 4 años, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Franco Matías Almaraz, un joven de 22 años conocido como “milanesa”, un “tira-tiros” del barrio Ludueña que fue condenado junto un cómplice, Brian Germondari, quien acordó una pena de 7 años de prisión mediante un juicio abreviado, ampliaron los informantes.

Un tribunal integrado por los jueces Carlos Leiva, Gustavo Pérez de Urrechu y Román Lanzón condenó a “milanesa” a 17 años de cárcel, pero unificó la pena en 20 por una sentencia anterior a 3 años, de ejecución condicional, por el delito de amenazas.

Los ataques que se le imputaron a Almaraz por la Justicia santafesina ocurrieron en dos períodos: agosto de 2019 el primero y en dos semanas de julio de 2020 los otros tres.

Según informó hoy el Ministerio Público de la Acusación (MPA), el fiscal Alejandro Ferlazzo lo acusó de un ataque a tiros ocurrido la noche del 24 de agosto de 2019 ocurrido en Junín al 6200, cuando junto a otras personas que se movían en dos motocicletas dispararon contra un hombre.

De acuerdo a la investigación, le preguntaron a la víctima por un nombre y cuando advirtieron que era la persona buscada, “milanesa” bajó de uno de los rodados y le disparó cuatro veces, “con la intención de causarle el fallecimiento”.

El 3 de julio de 2020, según la causa, Almaraz participó con Germorandi de otra balacera, registrada a las 16.20 en una vivienda de Esquiú al 6200 de Rosario.

Ambos circulaban en una moto conducida por “milanesa” con la se acercaron a la víctima, que estaba en la puerta de su casa, y sin detenerse Germorandi disparó siete veces.

Según el fiscal, los tiros dieron en la pared y la puerta de la vivienda y la víctima del ataque resultó ileso.

El mismo día de julio, pero a las 20.10, Almaraz llegó caminando hasta Pasaje Gandhi y Solís, también el barrio Ludueña, cuando vio a un joven identificado como Alexis Nahuel Ortíz dialogando con otras dos personas.

De acuerdo a la causa, el sicario sacó una pistola 9 milímetros, disparó contra los tres y mató a Ortiz, mientras que causó heridas en los otros dos hombres que lo acompañaban.

Once días después ocurrió el cuarto hecho adjudicado a Almaraz, el segundo en compañía del también condenado Germondari.

Según el juicio abreviado que fue homologado por el tribunal rosarino, el 14 de julio de 2020 a las 17.10 “milanesa” iba como acompañante de su cómplice, quien conducía una moto Honda Tornado.

Cuando llegaron a Barra y Gorriti se cruzaron con un hombre al que Almaraz disparó desde la moto.

Si bien no lo hirió, uno de los disparos de una pistola 9 milímetros dio en el rostro de una niña de 4 años que estaba jugando en ese lugar, informó el MPA.

Por esas tres tentativas de homicidio y por el asesinato de Ortíz, además de la portación ilegítima de las armas empleadas en los ataques, Almaraz fue condenado a 17 años de prisión en un procedimiento abreviado, pena que se unificó en 20 años por una sentencia anterior por amenazas.

Mientras que su cómplice fue condenado a 7 años de cárcel por tentativa de homicidio, precisaron fuentes judiciales.