24/11/2020

CNR Noticias

La Otra Agenda

12 años de prisión para el policía autor de delitos contra la integridad sexual de su sobrina, menor de edad, cometidos en Helvecia

Compartir

Se trata de un policía identificado como Oscar Horacio Meynet de 30 años. La pena fue impuesta por unanimidad por el tribunal de un juicio oral que finalizó hoy en los tribunales de la ciudad de Santa Fe. Los fiscales Rosana Marcolín y Manuel Cecchini.

 

Un hombre de 30 años identificado como Oscar Horacio Meynet fue condenado a 12 años de prisión como autor de delitos contra la integridad sexual cometidos en Helvecia en perjuicio de su sobrina menor de edad.

La sentencia fue impuesta por unanimidad por los jueces Pablo Busaniche, Rosana Carrara y Gustavo Urdiales, en el marco de un juicio oral que finalizó ayer en los tribunales de la ciudad de Santa Fe.

La fiscal que investigó los hechos ilícitos es Rosana Marcolín, quien durante el debate estuvo acompañada por el fiscal Manuel Cecchini. Los funcionarios del MPA informaron que “Meynet fue condenado como autor del delito de abuso sexual con acceso carnal calificado (por causar un grave daño en la salud de la víctima), acoso sexual cibernético (grooming) y amenazas coactivas, todo en concurso real”.

También recordaron que “el condenado es policía” y agregaron que “por el beneficio de la duda, fue absuelto de la autoría del delito de falsedad material de instrumento público calificado”.

Unanimidad

“Estamos muy conformes con la condena impuesta por el tribunal”, valoró la fiscal Marcolín y agregó que “la sentencia fue resuelta por unanimidad”. También reconoció que “si bien habíamos solicitado otro monto de pena, entendemos que 12 años es razonable, y es cuatro años superior al mínimo de la escala establecida por el Código Penal”.

Marcolín también subrayó que “el juicio fue muy completo y permitió probar toda una historia familiar que había de fondo”.

Asimismo, la funcionaria del MPA puntualizó que “los magistrados decidieron condenar a Meynet por la misma atribución de abuso sexual que hicimos desde la Fiscalía y mantuvieron la calificación”. En tal sentido, hizo hincapié en que “hay algunas discusiones doctrinarias acerca del delito de grooming y su relación con el abuso sexual. Por eso entendemos que el fallo también tiene importancia jurídica porque se resuelve que ambas figuras concurren realmente”.

Marcolín también destacó que “los familiares de la víctima quedaron conformes con la decisión de los jueces”.

Testigos

La fiscal del MPA agradeció “el compromiso de los testigos”. Señaló que “al igual que en otros debates orales, los vecinos de San Javier son muy responsables y cumplen con su obligación de declarar”.

“Deben salir de su casa a la madrugada para llegar a la mañana a los tribunales aquí en la ciudad Santa Fe, prestan su testimonio en el juicio y luego deben viajar nuevamente para regresar a su casa”, reconoció la fiscal.

Grooming, abuso y violencia

Los hechos ilícitos fueron cometidos entre el 14 de noviembre de 2016 y el 12 de febrero de 2017. “El condenado comenzó a intercambiar mensajes con la víctima en los que le pedía fotos de ella a cambio de regalos. Las comunicaciones fueron a través de la aplicación Whatsapp y de la red social Facebook”, relató la fiscal.

“Meynet intentó en reiteradas oportunidades convencer a la menor de encontrarse a escondidas. Finalmente, la víctima accedió y como viven en San Javier, se trasladaron a Helvecia”, relató Marcolín. “Si bien el condenado había prometido a la menor llevarla un fin de semana a una cabaña, la trasladó a un motel y abusó de ella. También la agredió físicamente y, finalmente, la dejó en la vía pública. Además, le dijo que mataría a su familia si contaba lo sucedido”, sostuvo la funcionaria del MPA.

Marcolín explicó que “la víctima concurrió al SAMCO de la ciudad de San Javier, donde le constataron lesiones físicas y signos de abuso. Sin embargo, a raíz de las amenazas sufridas, tenía miedo de manifestar quién había abusado de ella”. Por otra parte, la fiscal del MPA agregó que “de las pericias realizadas al teléfono de la víctima surgió la posibilidad de que el acusado fuera el autor de los hechos, y por ello se procedió a allanar su domicilio. Ya con el hombre detenido, la víctima se animó a contar lo que había pasado”, relató la fiscal.