01/12/2021

CNR Noticias

La Otra Agenda

Campana: combaten incendio forestal en Parque Nacional Ciervo de los Pantanos

Compartir

El fuego comenzó en una zona de pastizales se este lunes por la tarde y, por acción de los fuertes vientos, se propagó en forma rápida.

Más de 50 brigadistas forestales continuaban esta tarde combatiendo el incendio desatado en el Parque Nacional Ciervo de los Pantanos, ubicado en el partido bonaerense de Campana, con el apoyo de tres helicópteros y un avión hidrante del Servicio Nacional de Manejo del Fuego (SNMF), informaron fuentes oficiales.

Los expertos que combatían el fuego pertenecían al parque nacional, a la provincias de Entre Ríos y Santa Fe y a la Policía Federal, mientras que dos helicópteros del SNMF y un avión hidrante prestaban asistencia desde el aire, indicaron desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

El fuego comenzó anoche y el intenso humo complicó durante toda la mañana la circulación en la autopista Panamericana, a la altura del kilómetro 62, donde preventivamente se redujo el tránsito vehicular a un solo carril porque por momentos la visibilidad era prácticamente nula.

El Parque Nacional Ciervo de los Pantanos es un área natural protegida asentada en gran parte de los terrenos de la ex Reserva natural Otamendi, en el partido de Campana, y tiene una superficie aproximada de 5.200 hectáreas.

Más de 50 brigadistas trabajan en la zona. Se trata de 26 personas enviadas por el SNMF y los recursos del Estado que se encuentran trabajando en colaboración con los de la jurisdicción local.

El secretario de Control y Monitoreo Ambiental y viceministro de la cartera, Sergio Federovisky, informó que son varios los focos activos y hay “al menos tres frentes” donde se está trabajando para extinguir el fuego.

“Es posible que haya al interior de las islas otra cantidad de focos, pero lo más importante es lo que nace de la cabecera del Parque Ciervo de los Pantanos y que está deslizándose en dirección hacia el sur paralelo al río y a la ruta 9 producto del viento, que es muy importante en este momento. Eso ha hecho que en las últimas horas aparecieran nuevos focos”, explicó el funcionario.

Respecto de las causas que podrían haber originado el incendio, Federovisky afirmó que “indudablemente podemos aseverar que es producido por la actividad humana”, pero aclaró que todavía se investiga “si ha sido accidental o intencional”.

“Hay diversas hipótesis, una es que habría sido accidental, como resultado de alguna actividad turística”, agregó el funcionario nacional.

Asimismo, explicó que “el viento es en este momento el factor más complejo porque está avivando permanentemente los focos y tenemos unas ráfagas de viento elevadas”, por lo que desde el Ministerio están evaluando si es necesario incorporar mayor cantidad de medios aéreos.

Por su parte, el director de Defensa Civil de Campana, Juan Carlos Ruiz, explicó que “hay una sequía bastante prolongada hace ya más de un año y sumada la acción del viento, que estuvo en 53 kilómetros por hora, hizo que ayer se tornara imposible controlar el fuego”.

En diálogo con Radio Nacional, Ruiz aseguró que el origen de estos incendios en el “90 por ciento de los casos es intencional, ya sea por desidia, por ignorancia, o por maldad”.

Consideró que el control del fuego es “complicado porque el lugar es medio inhóspito, ingresar caminando es muy difícil, hay muchas zanjas y el pajonal tiene más o menos tres metros de altura. Por eso estamos tratando de ver si pueden venir aviones hidrantes a fin de poder atacar con mayor efectividad el fuego”.

También advirtió que el incendio afecta la visibilidad de la ruta Panamericana del kilómetro 60 al 79, a la vez que desestimó por el momento riesgos para los centros urbanos más cercanos.

El fuego registrado en el parque nacional de Campana es uno de los tres focos activos de incendios forestales reportados hoy por el Servicio Nacional de Manejo del Fuego Los otros dos son en Arauco, provincia de La Rioja, y en Pomán, en la provincia de Catamarca.

El Parque Nacional Ciervo de los Pantanos forma parte de la ecorregión integrada por el Delta e Islas del Paraná, Pampa y Espinal; fue creado en 1990 sobre la base de la Reserva Natural Otamendi y cuenta con el reconocimiento como Sitio Ramsar (Humedales de Importancia Internacional) y AICA (Área Importante para la Conservación de las Aves).

El paisaje de esta área protegida está dominada por enormes cortaderas, flechillas y otros pastos donde una gran cantidad de aves semilleras encuentran un sitio clave donde vivir.

También los cuises y el hurón común se mueven en sus redes de túneles entre los pastos, de acuerdo a la descripción oficial del parque.

Entre las plantas que se encuentran en la reserva se destacan las serruchetas, los espartillos, totoras y pajas bravas.

“En la barranca se conforman bosques de talas, acompañados de sauco, ombú y espinillo, y son recorridos por zorzales, la tacuarita azul y pepiteros. En las lagunas se dan cita varias especies de patos, gallaretas, chorlos y playeros y, en sus cercanías, el federal, el pecho amarillo común y el gavilán planeador”, de acuerdo al detalle que brinda el área de Parques Nacionales del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible.

Bajo las aguas la variedad de peces está representado por especies como tarariras, bagres y mojarras; mientras que en los bajos inundables se encuentra la mayor parte de las especies amenazadas que protege el área: entre ellas, aves como la pajonalera de pico recto y el espartillero enano y mamíferos como el ciervo de los pantanos.