22/01/2021

CNR Noticias

La Otra Agenda

Detienen a un sospechoso por el crimen del joven de 26 años asesinado el sábado por la noche

Compartir

La Agencia de Investigación Criminal (AIC) allanó una vivienda situada en pasaje Jacques 900 bis de Rosario, donde detuvo a un hombre de 32 años.

 

Un hombre de 32 años fue detenido en Rosario como sospechoso del asesinato en ocasión de robo del joven de 26 durante la noche del último sábado y en su poder secuestraron el teléfono celular de otro implicado, informaron hoy fuentes policiales.

La Agencia de Investigación Criminal (AIC) allanó una vivienda situada en pasaje Jacques 900 bis de Rosario, donde detuvo a un hombre de 32 años identificado como Sebastián Cristian L., quien quedó arrestado por el crimen de Cristian Ángel Brule, ocurrido la noche del último sábado.

Fuentes policiales indicaron que en el domicilio se secuestraron dos teléfonos celulares, uno perteneciente al detenido y otro correspondiente a otra persona buscada por el homicidio, del que habrían participado tres personas.

El asesinato ocurrió el sábado a las 22 en una vivienda situada en el pasaje 6 de Diciembre al 7300, del barrio Santa Lucía de Rosario, donde residía Brule (26).

Según las fuentes, el joven fue atacado a tiros por tres personas, tras lo cual lo trasladaron al Hospital de Emergencias Clemente Álvarez (HECA), donde murió el domingo a las 2 a raíz de heridas de bala en la zona lumbar y en la pierna izquierda.

De acuerdo a la investigación, la víctima habría resistido un intento de “entradera” de los agresores, que tras balear al joven huyeron del lugar.

A raíz de tareas investigativas, la Policía allanó por orden de la jueza Eleonora Verón la vivienda de pasaje Jacques al 900 bis de Rosario, donde reside uno de los sospechosos.

El hombre de 32 años será llevado a audiencia imputativa en los próximos días por el fiscal del caso, Gastón Ávila, agregaron los informantes.

Mientras tanto, la policía busca a las otras dos personas involucradas en el crimen de Brule.

En el allanamiento los efectivos secuestraron el teléfono de uno de ellos, que hasta hoy continuaba prófugo.