24/11/2020

CNR Noticias

La Otra Agenda

Choferes de UTA Rosario llevan una semana de paro y marcharon por reclamos salariales

Compartir

Trabajadores y trabajadoras del transporte se movilizaron desde la UTA hacia la sede de gobierno provincial. Este mes solo cobraron la mitad del sueldo.

 

Choferes de colectivo de la delegación Rosario de la Unión Tranviarios Automotor (UTA) marcharon hoy a la sede local de la gobernación de Santa Fe para reclamar el pago de sus salarios, tras siete días de huelga que mantienen sin servicio a la ciudad.

“La plata no está para nosotros y en estas condiciones no vamos a seguir trabajando”, dijo el secretario gremial de la UTA Rosario, Sergio Copello, durante la manifestación de choferes y cuestionó que “todos se pasan la pelota y los trabajadores nos seguimos endeudando”.

Desde el 11 de noviembre, los choferes afiliados a la UTA volvieron a parar ante la falta de pago del 50 por ciento del salario de octubre, precisaron voceros gremiales.

Agravado por la reducción de pasajeros, a causa de la pandemia de coronavirus, el servicio de transporte urbano de Rosario se resintió en los últimos meses como en otras ciudades del interior del país en las que los choferes realizaron medidas de fuerza.

Desde que se inició el conflicto laboral por demoras en la cancelación de los haberes de los conductores de colectivos, el sistema de transporte de Rosario estuvo 84 días sin prestar servicio.

“No tenemos ninguna novedad. Nación hasta la semana que viene no va a enviar los fondos, por lo cual vamos a mantener el corte de crédito laboral”, argumentó el dirigente gremial sobre la continuidad de la medida de fuerza.

Durante la marcha, que pasó por el municipio de Rosario para llegar hasta la sede de la Gobernación, Copello recordó además que “hace ocho meses que no estamos trabajando” y reclamó una solución al retraso en los haberes “porque la situación económica de todos los compañeros está complicada”.

Ante la cercanía de las navidades, el dirigente señaló que los trabajadores desean “tener una fiesta en paz y que la ciudad no se encuentre del mismo modo que está hoy el transporte, privando a un montón de trabajadores de poder ganar su salario”.

Por último, dijo que “las empresas, la provincia y el municipio deben hacer un esfuerzo necesario y pagarnos el salario en los primeros días del mes” porque de ese modo, agregó, “nosotros garantizamos el servicio”.