22/01/2021

CNR Noticias

La Otra Agenda

Médica rafaelina es la primera argentina en colocarse la vacuna de Pfizer

Compartir

Reino Unido comenzó la semana pasada a colocar la vacuna de Pfizer a los adultos mayores y al personal de la salud. Entre estos últimos está Gabriela Fillón, una médica santafesina que se convirtió en la primera argentina en recibir la vacuna desarrollada por este laboratorio contra el coronavirus.

 

Gabriela Fillón es médica, nació en Rafaela y es la primera argentina en recibir la vacuna de Pfizer contra el coronavirus. La mujer de 54 años vive en el suroeste de Inglaterra y el sábado 12 de diciembre del 2020 fue vacunada mientras estaba haciendo una guardia en el hospital donde trabaja.

“Nunca me lo imaginé. Quiero seguir ayudando a que la gente se vacune y sacarles un poquito de miedo”, dijo la profesional en una entrevista en Creo, el programa que conduce José Curiotto en Aire de Santa Fe.

Filión, que hace 8 años vive en el Reino Unido, contó que ese fin de semana estaba haciendo una guardia y que, al regresar a su casa, recibió el llamado en el que le ofrecían vacunarse. “Era viernes a la nochecita y como se había abierto el lote de vacunas el martes, se tenían que consumir para el sábado. Esos primeros días fueron con citas y ya a lo último nos llamaron a los que estábamos de guardia. Acababa de llegar a mi casa y justo me llaman y me dicen si quería la vacuna y les dije ‘por supuesto’. Me fui corriendo de vuelta al hospital y me la coloqué”, contó la médica.

Sobre los efectos secundarios de la dosis, explicó que “todo está perfecto” y que “no hay efectos secundarios” ni en ella ni en sus colegas. “Solo un poquito de dolor en el brazo, pero es normal, como cualquier vacuna que se pone. La verdad es que es fantástica”, dijo la mujer.

Y contó cómo continúa la campaña de vacunación en el Reino Unido.”Ahora se está vacunando en los hospitales, que son 50. Y en los próximos días se las darán a los consultorios de médicos en general en cada pueblo y ciudad. Así va a ser más fácil y accesible para los adultos mayores”, dijo.

“La de Pfizer es una vacuna que se mantiene en -60 grados. Una vez que se descongela se tiene que utilizar, no se puede movilizar. Tiene que darse dentro de los 5 días. Por eso no es fácil hacerla colocar en cualquier lado. Ojalá salgan otras vacunas como la de Oxford y sea un poquito más fácil la disponibilidad”, sostuvo Fillón.

Sobre la vacuna rusa, dijo que “mientras una vacuna esté aprobada por los entes reguladores, me colocaría cualquier vacuna”. Y contó que en Inglaterra “no se aprobaron otras vacunas porque no se publicaron los resultados de las fases 3 en revistas serias como The Lancet”.

Fuente: ElDepartamental.com