29/11/2020

CNR Noticias

La Otra Agenda

Protestas contra el empresario arrocero José Aranda, acusado de provocar daños ambientales

Compartir

La multisectorial dijo que la empresa de José Aranda, “esta identificada por la justicia en la causa por las quemas y es conocido en Corrientes por los daños al medio ambiente debido al monocultivo de arroz, y el uso de agrotóxicos”.

 

La Multisectorial de Humedales se movilizó en Rosario contra el empresario arrocero-ganadero, José Aranda, titular de la firma Cropa S.A y vicepresidente del Grupo Clarín, a quien acusan de provocar daños ambientales en Corrientes con el monocultivo de arroz.

Cerca de un centenar de manifestantes se congregaron este mediodía en la plaza 25 de Mayo, con pancartas y carteles, para luego marchar hasta la esquina de Córdoba y Corrientes, donde desarrollaron un acto público frente a la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR).

En el lugar, vecinos y ambientalistas desplegaron un muñeco con la imagen de Aranda.

Frente a las escalinatas de la institución bursátil rosarina, los manifestantes arrojaron cenizas de la vegetación incendiada en las islas.

“El objetivo de este escrache es visibilizar a José Aranda, que la gente sepa quién es este personaje, y lo que representa”, dijo Lisandro Cittá, integrante de la Multisectorial.

La multisectorial dijo que la empresa de Aranda, “esta identificada por la justicia en la causa por las quemas y es conocido en Corrientes por los daños al medio ambiente debido al monocultivo de arroz, y el uso de agrotóxicos”.

También,“por el intento de desviar el cauce del arroyo Ayuí grande para inundar sus campos de arroz y los de su socio el terrateniente húngaro-estadounidense George Soros”.

Citta dijo que Aranda “es además uno de los mayores detractores de la ley de Humedales por medio de la diputada nacional de Corrientes Ingrid Jetter y su hermano el gerente de Copra Christian Jetter”.

“Jetter a través de la Cámara Arrocera de Corrientes y en alianza con la Sociedad Rural consideran preocupantes los efectos que tendría la aprobación de la ley sobre el bienestar humano, el futuro desarrollo económico de la provincia, y de una gran extensión del país”, detalló Cittá .

Según explicó, esas entidades señalaron que los proyectos que se debaten en el Congreso “poseen una mirada sesgada sobre el ambiente, ya que se ocupan exclusivamente de lo natural, en desmedro del hombre y sus necesidades”.

Además, “niegan que la destrucción del humedal es una daño grave a la flora, la fauna y la vida de los seres humanos por las funciones que tienen este tipo de ecosistemas”,señaló la Multisectorial de los Humedales.