04/12/2020

CNR Noticias

La Otra Agenda

Prorrogaron la prisión preventiva para Patricio Serjal, exjefe de fiscales de Rosario

Compartir

La justicia rosarina prorrogó la prisión preventiva al exjefe de fiscales, Patricio Serjal, acusado de corrupción, por lo que permanecerá detenido hasta febrero del año que viene, informaron hoy fuentes judiciales.

 

El exjefe de 79 fiscales de las Unidades judiciales de Rosario, Cañada de Gómez, San Lorenzo, Casilda y Villa Constitución, se encuentra preso desde agosto último, cuando fue acusado de incumplimiento de los deberes de funcionario público, cohecho pasivo agravado, transmisión de datos reservados, omisión de persecución en carácter de coautor y en grado consumado y por peculado de servicios en carácter de autor y consumado.

En una audiencia de revisión de la medida cautelar celebrada ayer en el Centro de Justicia Penal de Rosario al cumplirse los primeros 90 días de prisión preventiva, la jueza Eleonora Verón decidió prorrogar la medida por otros 90 días hasta el 2 de febrero de 2021.

De acuerdo a lo planteado por los fiscales de la causa, Luis Schiappa Pietra y Matías Edery, “la investigación está en curso y hay medidas a la espera de resultados”.

“Lo que nosotros analizamos ahora es la situación patrimonial en donde determinamos de manera provisoria un desfasaje financiero de unos 2.500.000 pesos en los últimos tres años que probarían la corrupción”, señaló en rueda de prensa el fiscal Schiappa Pietra tras la audiencia sobre uno de los argumentos planteados para pedir la prórroga admitida por la jueza.

“Nosotros investigamos un fenómeno criminal mucho más grande que está vinculado al juego ilegal en la se habla de un monto de recaudación mensual de 1.100 millones de pesos”, añadió el funcionario.

Para Schiappa Pietra, “el juego ilegal en la provincia, funcionó porque tenía el respaldo no solamente de las agencias policiales, sino también de la conducción del Ministerio Público que le permitió continuar con ese negocio”.

Según la investigación en el marco de otra causa por extorsión y juego clandestino uno de los acusados arrepentidos, el empresario Leonardo Peiti, aseguró que el jefe de fiscales, Patricio Serjal le dijo en un encuentro que el fiscal Gustavo Ponce Asahad sería quien iba actuar en su representación.

De esa manera, Serjal, le exigía a Peiti, importantes sumas de dinero a cambio de información del expediente y de protección judicial.

En la misma causa esta imputado con prisión preventiva el exfiscal, Gustavo Ponce Asahad, y un empleado de la justicia rosarina, Nelson Ugolini.